Parece que antes de celebrarse este gran enlace, Sofía Palazuelo tuvo un desencuentro con su ya suegro Carlos Fitz-James Stuart. Un conflicto que según recoge Vanity Fair provocó que Sofía Palazuelo decidiese no llevar ninguna tiara de la Casa de Alba el día de su boda con Fernando Fitz-James Stuart.

Según explican, el desencuentro tuvo su origen por dónde sería la ubicación para celebrar la ceremonia religiosa. Mientras que Sofía Palazuelo quería que la ceremonia tuviese lugar en un sitio íntimo y de carácter religioso, el Duque de Alba quería que el enlace se celebrase en los jardines para que todos los invitados pudiesen presenciarlo.

Estas desavenencias, tal y como explica el portal, provocaron que la joven decidiese no usar las joyas de la familia.