Tana Rivera no comenzó la Navidad de la peor manera ya que tuvo que acudir al hospital después de sufrir un tremendo malestar general.

De ahí que su madre, Eugenia Martínez de Irujo, se la llevara corriendo al madrileño hospital de San Rafael, donde los médicos decidieron tenerla ingresada durante tres días.

Su padre, Fran Rivera, no dudó salir corriendo desde Sevilla para estar al lado de su hija, y su tío, Cayetano Martínez de Irujo, junto a sus primos, Luis y Amina, y la novia del su tío, Bárbara Mirjan, acudieron al hospital para verla.

Menos mal que finalmente fue dada de alta para poder disfrutar de la Nochebuena y la Navidad junto a los suyos.