Tamara Gorro y Ezequiel Garay están pasando por un momento complicado después de que el futbolista diera positivo por coronavirus, de ahí que ahora se encuentre aislado en una habitación de su casa para evitar contagiar a su mujer y a sus hijos.

Ezequiel no ha podido celebrar con sus pequeños el Día del Padre, pero su mujer le tenía reservada una sorpresita: una pancarta de sus hijos y una tarta que ella misma le ha llevado a la habitación en la que está confinado.

Pero Tamara lo ha hecho protegiéndose, como puedes ver en el vídeo de arriba. Y es que aunque hace unos días confesaba que seguramente estaría contagiada, al no mostrar síntomas no ha querido recurrir a su centro sanitario para evitar saturar el sistema que en estos días pasa por un momento crítico.

A través de la imagen que la televisiva ha compartido en sus redes sociales ha querido mandar un mensaje de ánimo y positividad para su marido, del mismo modo que él ha publicado la misma instantánea dejando claro lo mucho que ama a la bonita familia que han formado juntos.

Seguro que te interesa...

Tamara Gorro explica los síntomas que han sentido por el coronavirus después de que su marido diera positivo