Después de viajar a Gijón donde su marido, Ezequiel Garay, ha sido operado de la rodilla tras sufrir una lesión mientras disputaba un partido con su equipo el Valencia Club de Fútbol; Tamara Gorro volvía de forma inesperada a Valencia después de enterarse que su hijo Antonio había sido ingresado de urgencia.

Un momento complicado que Tamara Gorro ha querido compartir con su 'familia virtual' a través de las redes sociales contando vía Instagram Stories todo lo que había ocurrido, aunque de momento, la influencer ha querido ser cauta y no ha desvelado el diagnostico por el que su hijo permanece ingresado: "Como comprenderéis, no quiero decir diagnóstico ni nada hasta que no pueda hablar con los doctores, porque llegué tarde anoche".

Una noticia que ha decidido hacer pública porque como ella misma reconoce "no me parecía necesario que os tengáis que enterar por nadie cuando yo soy una tía que me caracterizo por decir las cosas directamente".

Esperemos que todo se solucione pronto y el hijo de Tamara Gorro y Ezequiel Garay se recupere y pueda volver pronto a casa

Seguro que te interesa...

Así se ha ganado el perdón Ezequiel Garay después de decirle a Tamara Gorro que no le gusta su nuevo pelo