Hace muy poco que una enamoradísima Tamara Falcó gritaba a los cuatro vientos que por fin había encontrado el amor. Ella misma le definía como "guapo, con los ojos verdes y muy deportista", por lo que todo hacía pensar que podía llegar a ser el alma gemela de la hija de Isabel Preysler.

Además, Tamara no tardó en presentar formalmente al biólogo de 41 años a su familia, e incluso llegaron a viajar juntos a Doha, desde donde compartió su primera foto. Sin embargo, parece que las inseguridades de la diseñadora han ganado la batalla, y es que ya lo avisaba al saltar la noticia de su nueva relación:

"Soy muy exigente y tengo que tener claro que es la persona adecuada. En mi familia ha habido muchas separaciones y se lo que conlleva un matrimonio roto. Por eso me lo pienso más", declaraba.

Todo indica que Tamara que no tiene claro su futuro sentimental, se ha dejado llevar por las dudas, y es por ello que ha decidido regresar a la soltería. Aunque fuentes cercanas a la expareja, han indicado que es muy probable que mantengan la amistad.