Carlos Falcó fallecía el pasado 20 de marzo a causa del coronavirus a los 83 años. Dos semanas después de esta terrible pérdida y según ha podido saber la revista Hola, se conocieron las últimas voluntades del difunto.

Entre ellas, una sorprendente decisión: será su hija Tamara Falcó la que ostente el título de marquesa de Griñón. El primogénito, Manuel, será el que herede el título de Castel-Moncayo, con Grandeza de España, pero el de Griñón que era con el que popularmente más se conocía a Carlos y el título nobiliario al que más cariño tenía será para la hija que tuvo con Isabel Preysler. Por otro lado, su hija mayor Xandra Falcó, ya era marquesa de Mirabel por herencia materna.

Según ha podido conocer el portal Vanitatis, fuentes del entorno de Tamara aseguran que la diseñadora no se esperaba esta decisión de su padre. Por el momento, se desconoce la opinión de Esther Doña, que tiene que abandonar el palacio de El Rincón en cuanto le sea posible para instalarse en el piso que la pareja había alquilado en Madrid poco antes de que Carlos enfermara.

Seguro que te interesa...

Así es ahora la relación de Tamara Falcó y Esther Doña tras la muerte de Carlos Falcó por coroanvirus