Tras la gala de los Premios Goya 2019 llegó el momento de la fiesta posterior. Un eventazo organizado por Orson Salazar, el marido de Paz Vega, que tuvo lugar en Villa Luisa, un antiguo palacio sevillano donde se celebran importantes eventos.

Hasta allí se desplazaron la mayor parte de los invitados a la gala, como fue el caso de Tamara Falcó, cuya presencia en la alfombra roja estaba justificada porque es la embajadora de la firma de electrodomésticos LG, uno de los patrocinadores de los Goya de este año.

La hija de Isabel Preysler disfrutó de la celebración, pero lo que más llamó la atención de los testigos allí presentes es que se mostró muy cómplice con Andrés Velencoso, con el que estuvo compartiendo confidencias hasta bien entrada la madrugada.

Es cierto que el actor y modelo y la diseñadora se conocen desde hace tiempo puesto que Andrés y la madre de Tamara son parte del elenco de famosos con los que siempre cuenta Porcelanosa, pero lo que no sabíamos es que tuvieran una relación tan cercana. De hecho de Velencoso se sabe que su última pareja conocida es Luz Cipriota, actriz y cantante argentina que, por lo que se ve, no pudo estar junto a él en Sevilla.