Celebrities » De aquí

COSMOPOLITAN

¿Suegra peligrosa? Consejos para llevarte bien con ella

Has encontrado al chico de tus sueños pero ¡oh sorpresa! Viene con un regalito inesperado: su madre es de armas tomar. Si perteneces a ese grupo de pobres almas que ha dado con una suegra difícil, respira, hemos venido a tu rescate. Sigue estos consejos y sobrevive a las reuniones familiares. ¡Con la suegra hemos topado!

¿Suegra peligrosa? Consejos para llevarte bien con ella

Cosmopolitan ¿Suegra peligrosa? Consejos para llevarte bien con ella

Publicidad

Pilar Bardem y Penélope Cruz

1. No llevarás la contraria a tu suegra

Todas las familias discuten por temas controvertidos. Política, religión, fútbol… Hay batallas que es  mejor no librar. No ganarás. No decimos que tengas que asentir a todo, intenta mantenerte en silencio hasta que pase el tema y que no te explote la vena de la frente de tanto contenerte.

2. Te comerás hasta las migas

Siempre pondrás la mejor de tus caras al saborear sus delicias culinarias. Puede que de verdad sea una estrella de la cocina o que tengas ganas de estrellar el plato y llamar al chino. Sea como sea siempre, siempre, alabarás su mano y preguntarás cuál es su secreto.

3. Valorarás su labor de madre

Tu chico es estupendo pero siendo sinceras, ella también puso su granito de arena para que ahora tu novio sea así. Felicítala el día de la madre, destaca lo bien que educó a tu novio y las cosas en las que madre e hijo se parecen. Hasta la suegra más dura se derretirá.

4. Siéntete poseída por el espíritu de Isabel Preysler

La regla de la doble E: elegante y educada. Pase lo que pase,  te ponga de los nervios o intente chincharte como en el patio del colegio, mantén la compostura. Tú eres una lady de las que salen en las revistas con su mejor sonrisa.

5. Yoísmos

¿Tienes un master en Neuromedicina, un Postgrado de Microconexiones cerebrales, tres estudios publicados sobre tu trabajo en el campo de la medicina con nanorobots? Da igual, tu suegra sabe que al zumo se le van las vitaminas y punto. Vuelve al punto número 1 y descubre que es mejor dejarlo pasar.

6. Prepara los apuntes

Los silencios incómodos no le gustan a nadie. Si en algún momento estáis a solas debes tener algunos temas recurrentes a los que hacer referencia. Sobre todo que a ella le gusten. Tú lanza la propuesta y que comience su discurso.

7. Halagarás hasta el tapizado del sillón

Tienes que ser sutil, no queremos parecer pelotas. Si dominas el arte del halago será más sencillo derribar sus muros de bordería y puyitas.

8. Resiste al alcohol

Soportar estas situaciones con un poco de alegría extra seguro que ayuda, pero podrías cruzar esa línea límite en la que comienzas a abrazar a tu suegra con exceso de amistad. Mejor un par de copas para brindar y reserva tus ganas de alcohol. En cuanto salgas de su casa queda con unos amigos, agarra fuerte tu jarra de cerveza y desahógate.

9. Cuidado con las preguntas trampa

¿Sales mucho de fiesta? ¿Te gustan los niños? ¿Tu trabajo es serio? Responde con evasivas, no la mires a los ojos mucho tiempo, haz como que te llaman al móvil y ¡huye!

10. Algún día puedes ser tú

Sea como sea tu suegra al final es una madre más. Ármate de paciencia y piensa que tu madre, a la que adoras, también es suegra.

Publicidad