Celebrities » De aquí

COSMOPOLITAN

Siete cosas a tener en cuenta antes de mudarte con tu novio

Por mucho que os queráis, esta decisión no debe tomarse a la ligera y mucho menos sin haber reflexionado bien sobre el gran paso que vais a dar. Para ayudarte, hemos seleccionado los aspectos que tú y tu chico debéis establecer antes de convivir.

Cosas a tener en cuenta antes de mudarte con tu novio

Cosmopolitan Cosas a tener en cuenta antes de mudarte con tu novio

Publicidad

1. Debéis respetar vuestro espacio

El vivir juntos no implica que estéis el uno pegado al otro las 24 horas del día. Sobre todo si ambos trabajáis. Antes de empezar esta nueva etapa, deberíais hablar de los límites que necesitáis. Imagina que vuelves del trabajo estresada y con ganas solo de tumbarte y cerrar los ojos y tu chico quiere hablar sobre la nueva camiseta que se ha comprado o sobre su nuevo amigo. Debéis respetar vuestro espacio para evitar, con ello, los roces.

2. Horario de uso de móviles

No estrictamente pero curiosear las redes sociales cada uno en una punta del sofá no podría considerarse como “pasar tiempo con tu pareja”.  Lo más recomendable es evitar el uso del móvil, a no ser que sea necesario, cuando estáis juntos.

3. Establecer un día de limpieza semanal

O mejor, una tabla de tareas domésticas. Esta herramienta, más propia de cuando compartías piso en la Universidad que cuando vives con tu pareja, puede seros útil a la hora de organizaros. No significa que los baños solo deban limpiarse los miércoles sino que os ayudará a recordar qué zonas de la casa necesitan un repaso o a qué horas podéis encargaros de ello.

4. La comunicación es esencial

No es lo mismo veros dos días a la semana o un par de horas por las tardes que compartir 24 horas siete días a la semana. Por eso, el irse a vivir juntos es la gran prueba de fuego que las parejas deben superar para afianzarse. Para ello, es clave la comunicación. Es importante que las parejas hablen entre ellas para solucionar pequeños malentendidos, para compartir miedos o para, simplemente, desahogarte al final del día. La buena comunicación es uno de los pilares de una relación duradera.

5. Paciencia. MUCHA paciencia

Antes de vivir con tu pareja, sería recomendable haber convivido con alguien- léase Erasmus o estudiar fuera de casa- por un tiempo. Así, comprenderías los quehaceres diarios y los problemas de convivencia que surgen en una casa. Ser paciente y educado es clave para poder soportar que tu chico se deje TODOS los días la tapa levantada o que tu novia decida no recoger los pelos de la ducha por las mañanas. Respirar hondo ayuda.

6. El sexo diario, ese gran mitoNo

Definitivamente no. Si bien es cierto que los primeros meses los arrebatos pasionales serán prácticamente diarios, con el paso del tiempo aprenderéis que hay días en los que no se puede dar rienda suelta a la pasión. Por cuestión de horarios o, simplemente, porque no tenéis ganas. Es algo normal aunque, si se prolonga durante mucho tiempo, puede que esté surgiendo algún problema entre vosotros.

7. Los gastos compartidos

Chan, chan, chaaan. Música de suspense. Las facturas han llegado pero, ¿quién debe pagarlas? La luz, el gas, los gastos de la comunidad. Lo más aconsejable para estos pagos es dividir entre los dos las sumas de las facturas. A la hora de comprar comida, por ejemplo, ambos podéis aportar una cuota fija al mes de la que ir gastando.

Publicidad