Shaila Dúrcal sufrió hace unos meses un traumático accidente: perdió parte de su dedo índice. Aunque se sometió a una cirugía para que quedaran las menores secuelas posibles, lo cierto es que ha sido una difícil situación a la que hacer frente por parte de la cantante: "Fue muy rápido, muy traumático. No me gusta hablar de lo que pasó en sí, porque es un proceso que uno tiene que ir superando”, dijo en su día.

Para recuperar la movilidad del dedo, ya ha tenido que someterse a sesiones de rehabilitación, de ahí que haya querido compartir uno de esos momentos junto a una foto en su perfil de Instagram: “Mi cara lo dice todo… OUCH!!!”, escribe junto a la imagen, dejando claro que está siendo un proceso doloroso.

Eso sí, la artista no pierde su sonrisa y es precisamente esa actitud optimista la que le está ayudando a recuperarse. De hecho, no ha dejado de trabajar en ningún momento y es que gracias al apoyo de sus familiares, amigos y seguidores está consiguiendo seguir adelante.