Las malas noticias persiguen a Sara Carbonero e Iker Casillas. Apenas han pasado días desde que el portero del Oporto sufriese un infarto mientras entrenaba cuando la presentadora ha decidido utilizar sus redes sociales para lanzar una impactante confesión: Sara ha tenido que ser operada de un tumor maligno en el ovario.

Una preocupante noticia que ha decidido hacer pública a través de un post que ha publicado en su cuenta de Instagram.

En la publicación Sara confiesa que además de haber sido operada tendrá que recibir tratamiento durante unos meses por lo que pide respeto para ella y su familia.

"Cuando aún no nos habíamos recuperado de un susto, la vida nos ha vuelto a sorprender. Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de 6 letras que todavía me cuesta escribir. Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada. Todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente. Estoy tranquila y con la confianza de que todo va a salir bien. Sé que el camino será duro pero también que tendrá un final feliz. Cuento con el apoyo de mi familia y amigos y con un gran equipo médico. Aprovecho para pedir desde aquí a mis compañeros periodistas el respeto y la comprensión con los que siempre me habéis tratado, especialmente en estos momentos tan difíciles y delicados para mí y mi familia", escribe la presentadora.

¡Mucho ánimo Sara!