Sara Carbonero está disfrutando más que nunca del verano portugués. La periodista está enamorada de Oporto, la ciudad donde reside con Iker Casillas y sus hijos Martín y Lucas.

Desde que el portero comenzase de nuevo con sus entrenamientos para la nueva temporada, Sara no ha parado ni un momento.

En los últimos días, ha disfrutado junto a los pequeños de las playas portuguesas. Todavía queda verano y así lo ha demostrado la periodista en una imagen en la que se pregunta: "¿Quién dijo siesta?".

Mientras Martín juega con la arena, Lucas hace volteretas y hasta una postura de yoga. Los hermanos Casillas no paran quietos y Sara lo ha querido compartir con todos sus seguidores en su cuenta de Instagram.