Esta semana ha sido muy intensa para Sara Carbonero quien ha tenido que viajar de Oporto a Madrid, por cuestiones de trabajo, y de Madrid a Toledo para visitar a su familia, por lo que ha cogido nada más y nada menos que 5 aviones en solo siete días.

Algo que puede resultar agotador sobre todo si viajas con tus dos hijos pequeños y grandes maletas, pero Sara se lo toma con mucha filosofía y saca el lado bueno del momento: "Ahora llega el fin de semana y solo me apetece guardar las maletas en el trastero y no volver a sacarlas en unas semanas, aunque he de confesaros que lo de desayunar en un país y comer en otro tiene su aquel".

Quizás de todos estos días los más bonitos han sido los que ha pasado en Toledo junto a su familia donde ha podido pasar tiempo con su abuela de 92 años quien ha disfrutado de la compañía de Martín y Lucas. Momento que ha compartido en su blog con una preciosa imagen donde junta generaciones.

Además, Sara también ha publicado otra foto de sus dos niños donde se ve a Martín dando un beso a Lucas dando a entender que el mayor de los niños ya va teniendo menos celos del pequeño, tal y como la periodista dijo hace tiempo. Por último Sara ha terminado el fin de semana de vuelta en Oporto disfrutando del domingo en familia con Iker Casillas.

Martín y Lucas Casillas | Redes