Celebrities » De aquí

A IKER SE LE CAE LA BABA

Sara Carbonero asegura que Martín se parece cada vez más a Iker Casillas

Sara Carbonero ya está en la recta final de su segundo embarazo y no puede ser más feliz. Los Carbonillas han viajado hasta España estos días con motivo de la concentración de Iker Casillas con la Selección Española y la periodista ha aprovechado para protagonizar un acto publicitario. Allí, se ha enfrentado a un torrente de preguntas que ha contestado muy sonriente y ha hablado sobre lo mucho que se parece Martín a su padre y acerca de lo felices que son en Oporto.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Cada vez que Sara Carbonero viene a Madrid, los medios no pueden resistirse a preguntarle acerca de su embarazo y de su vida en Oporto. La periodista, feliz y contenta marcando tripita con un ajustado vestido rojo, ha protagonizado un acto publicitario durante estos días, ya que la familia ha volado hasta la capital con motivo de la concentración de Iker Casillas con la Selección Española.

Radiante, Sara contestó a todas las preguntas con una sonrisa, sobre todo al ser preguntada por cómo es Iker como padre: "Es muy buen papá. Es muy juguetón y se implica mucho. Le gusta hacer cosas con él ahora que está empezando a pintar, a leer,... Se le cae la baba. Y yo creo que cada vez se parece más a él. Pasa todo el tiempo posible y más con él", comentó entusiasmada.

El pequeñín está a punto de llegar al mundo y Martín va a tener que acostumbrarse al nuevo miembro, aunque la periodista no cree que vaya a tener ningún problema: "Los celos son bastante típicos pero lo importante es hacerle ver que él también tiene un poquito de responsabilidad con su hermano y me ayude a cuidarlo", explicó.

Como no podía ser de otra manera, también salió a la luz el tema de su polémica estancia en Oporto, pero Carbonero insistió en que allí están encantados y son queridos. Eso sí, asegura que al final terminarán "viviendo en Madrid" porque, al fin y al cabo, es su casa, por lo que ahora está aprovechando para sacarle partido al país vecino aprendiendo portugués.

Publicidad