Rossy de Palma ha presentado por primera vez a su hija Luna Mary de Palma en sociedad aprovechando un actor promocional en el que la actriz ha sido una de las invitadas de excepción. Rossy habló sobre las cosas que comparte en común con su hija, además de contar algo más sobre la vida de ésta.

"Es como yo, pero elevada a la enésima potencia", decía Rossy, aunque reconoce que no le gusta compararse con ella ya que considera que las comparaciones pueden llegar a limitarla. Luna es una joven de 18 años que tiene pensado cogerse un año sabático e ir a la universidad, tal y como cuenta su madre: "Ella se ha cogido un año sabático y va a estudiar. Ella va a ir a la universidad, cosa que yo no hice. Los hijos siempre superan a los padres y eso es Ley de vida", aseguraba la actriz.

Rossy siempre ha demostrado ser una gran defensora de los derechos de la mujer por lo que también ha aprovechado este evento para reivindicar la figura de la mujer: "Queremos cobrar lo mismo que los hombres, y aparte de eso, que todavía no se ha resuelto, las mujeres tenemos que hacer un viaje introspectivo para saber quiénes somos. Tenemos que dejar el sacrificio a los demás y dedicarnos a nosotras", decía.