Amaia Salamanca no deja de sorprendernos y es que su carrera profesional va viento en popa. La actriz ha dejado a un lado las cámaras y se arriesga con el teatro. Ha debutado por primera vez en el festival de Teatro de Mérida con la obra clásica 'La Orestíada'.

Amaia contaba con la presencia de su novio y mejor apoyo, Rosauro Varo. No ha podido estar mejor acompañada. Un fuerte abrazo del empresario, con el que tiene tres hijos y mantiene una relación desde hace cinco años, fue lo que llenó de fuerzas a la actriz.

"Han sido dos meses muy intensos, porque ensayaba la función al mismo tiempo que trabajaba en una serie de televisión, así que por las mañanas me centraba en la serie, por las tardes en el ensayo y luego llegaba a casa y con los niños", confesaba Amaia. Nada se le resiste a la actriz que afirmaba que "cuando haces algo con tantas ganas te da igual el cansancio".

Durante la función, Amaia ha compartido escenario con actores como Ricardo Gómez y Ana Wagener. Bajo la dirección de la obra, José Carlos Plaza, alguien que Amaia admira dese siempre. "Gracias a él he llegado a sitios y lugares en los que nunca me había encontrado como actriz, estoy emocionada porque como actor este es uno de los escenarios que más te pueden llenar en el mundo".

La actriz confesaba que este verano se quedará sin vacaciones y que Rosauro tendrá que hacerse cargo de los niños, mientras ella está fuera trabajando.