Arancha de Benito se despachó bien a gusto cuando publicó una carta en la que acusaba a su exmarido, Guti, de haberse distanciado de los dos hijos que tienen en común, Zaira y Aitor.

“Que haya decidido apartarse de su familia y de su sangre, porque tiene otra nueva. Cuánta tristeza y dolor me produce saber que no los quiere, que no se ocupa ni se preocupa. Que son una cero a la izquierda en su vida… que se ciña a un convenio regulador cuando la profesión se lo permite, que no es cada 15 días, es cuando puede”, escribía Arancha.

A estas palabras, el exfutbolista prefirió no referirse: El tiempo pone a todos en su sitio. Quiero estar al margen y solo me importa mi mujer, mis tres hijos y mi trabajo. Todo lo demás está fuera de lo que quiero en mi vida”.

La que no ha podido contenerse ha sido su esposa, Romina Belluscio, que respondió con un contundente mensaje a las palabras de De Benito: “Sé selectivo en tus batallas, a veces tener paz es mejor que tener razón”.