Rocío Osorno es una de las influencers más destacadas del país. Con más de un millón de seguidores en Instagram, la también diseñadora tiene una legión de followers de los que ahora muchos se han vuelto en su contra.

¿El motivo? Que ha salido a la luz que su marido, Coco Robatto, se ha convertido en senador de la mano de Vox, lo que ha hecho que la sevillana reciba toda clase de críticas e insultos como "puta asquerosa, ojalá tu hijo sea transexual", "qué asco me das", "tus putos hijos van a ser gays, zorra" o "te he admirado todo este tiempo pero no puedo asimilar que estés con una persona así".

Rocío Osorno y Coco Robatto a la salida de su boda en la catedral de Sevilla | GTRES

Ahora Rocío ha querido defenderse y hacer públicos muchos de estos mensajes: "¿¡Esto es justo!? ¿¡Esto es respeto!? ¿¡Esta es la sociedad que está luchando por los derechos y el respeto de las personas!?".

Y es que todo se desencadenó a raíz de este comentario junto a una de sus fotos: "¿Sabéis que la foto está hecha en el Palacio de San Telmo? Donde trabaja el marido, que es de VOX, para que lo sepáis", a lo que Osorno respondía: "La foto está hecha en frente del bar Chile, donde me estaba tomando unos refrescos con mis amigas. Mi marido trabaja en el Senado. De todas formas, comentarte que por suerte en el siglo en el que estamos las mujeres nos podemos permitir tener ideales y formas de pensar diferentes a las de nuestros maridos. Yo respeto el trabajo de mi marido, me guste o no, igual que él lleva años respetando el mío... En eso consiste el respeto entre parejas por el que tanto luchamos".