Antonio David Flores puede presumir de haber obtenido al fin la victoria judicial contra su exmujer, Rocío Carrasco, la cual le acusaba de maltrato y lesiones psicológicas. El Tribunal ha terminado dándole la razón y ha desestimado el recurso de la hija de Rocío Jurado.

Sin embargo, a pesar del alivio que esto supone no solo para Antonio David, sino también para toda la familia, como bien ha hecho constar su hija mayor Rocío Flores, el dolor sigue muy patente: ''Después de recibir muchísimos mensajes felicitándome os lo cuento, por fin puedo decir que se ha acabado la pesadilla que llevamos viviendo casi dos años. Ya puedo dormir tranquila sabiendo que dormirás todas las noches con nosotros''.

A pesar de las diferencias con su madre, Rocío todavía está esperando una llamada de esta, tal y como ha revelado el periodista Gustavo González. Y es que la joven se marchó de casa de su progenitora a los 16 años y, desde entonces, no hay relación entre ellas, al igual que con el hermano pequeño, David. Pero Gustavo asegura que Rocío todavía está abierta a que esa llamada se produzca y se arreglen las cosas entre ellas.