Para Rocío Flores el deporte, la vida saludable y su negocio para ayudar a personas a llevar una vida más vital y sana son sus grandes pasiones, sin olvidarse de su pareja Manuel Bedmar, con el que lleva más de dos años de relación, se añade su cariño hacia los animales, cómo nos mostraba en las redes sociales.

La hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco es cada vez esta más activa en las redes, donde la vemos como sube fotos con su pareja y demuestran lo enamorados que están, pero quieren llevar su relación discretamente pues él no quiere convertirse en un personaje público.

Entre foto y foto la joven nos deleitó con unas historias de Instagram con su gato sphynx, también conocido como gatos esfinge por no tener pelo, que resulta que es una de las razas más caras que se esta poniendo de moda entre los famosos. Rocío está encantada con su mascota y así tituló su stories de Instagra: 'Amor gatuno'.

Aparte de la pasión hacia los gatos de Rocío, también hay que ampliarla hacia los perros, e incita a todo el mundo a llevar a sus mascotas a centros caninos.

Seguro que te interesa...

Así es el padre del hijo de Alma Cortés, la hija de Raquel Bollo