Rocío Crusset ha vivido uno de los peores momentos de su vida. Y es que cuando estaba a punto de despegar, su avión ha sufrido un grave accidente por el que se ha llevado un buen susto.

Y es que el pasado sábado tenía que volar de Nueva York a Los Ángeles. Lo que parecía un vuelo sencillo acabó convirtiéndose en una pesadilla, que finalmente quedó en un susto.

Y es que cuando estaban a punto de despegar, el ala del avión se partió al chocar contra algo. El pánico se desató entre los pasajeros ya que llevaban una considerable velocidad y las ruedas ya no tocaban el suelo, por lo que el piloto tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia.

A través de las redes sociales, la hija de Carlos Herrera y Mariló Montero ha relatado su aterradora experiencia: "Fue muy brusco y claramente pensaba que de ahí no salíamos?.

Sea como sea, la cosa salió bien, por lo que tras el mal trago vivido la modelo lanzó un mensaje optimista: ?Pero quedarse con el miedo dentro no sirve de nada! A vivir?.