La batalla legal entre Rocío Carrasco y Antonio David Flores continúa. En esta ocasión se han vuelto a ver las caras en los juzgados de Alcobendas para tratar el tema de la custodia de su hijo David.

Recordemos que hace un año, cuando el joven era todavía menor de edad, se trasladó a vivir con su padre, aunque tuviera el exmatrimonio la custodia compartida. Por este motivo la hija de Rocío Jurado interpuso una demanda contra su ex por incumplimiento de la sentencia que acabó a favor de ella, por lo que el joven debería volver con su madre.

Tras incumplir esta resolución Carrasco ha vuelto a plantear una demanda por la que se han visto otra vez en los juzgados. Esta era la primera vez que madre e hijo se veían tras un año sin coincidir aunque Antonio David ha mostrado su disgusto a la salida de los juzgados donde ha dicho: "Se me ha roto el alma cuando Rocío no ha saludado, ni ha dado un beso as u hijo", recoge el medio 'Diez Minutos'.

Rocío llegaba con la cabeza cabizbaja y un semblante muy serio. Mientras que Antonio David acudió junto a su hijo que no soltaba la mano de la pareja de su padre, Olga. Por el momento tendremos que esperar a saber cómo termina este asunto.

Rocío Carrasco llegando a los juzgados | Gtres