Rocío Carrasco ha conseguido que por fin la Justicia la escuche. Y es que, según revela la revista Semana, Antonio David Flores tendrá que responder ante los tribunales acusado de un presunto delito de maltrato y lesiones psicológicas, después de que el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Alcobendas haya finalizado la investigación que inició Rociíto hace más de un año.

La jueza determina que existen “indicios racionales” de criminalidad por parte del ex guardia civil, por lo que podría enfrentarse a cinco años de cárcel. La decisión no ha sido tomada a la ligera, ya que el largo proceso de investigación ha dado como resultado 2.200 páginas.

Y es que la hija de Rocío Jurado presentó 22 escritos firmados por médicos, psicólogos y trabajadores sociales con los que ha tratado de respaldarse legalmente para alegar que ha sido víctima de un presunto delito de maltrato y lesiones psicológicas por parte de su exmarido.