El padre de Rocío Carrasco ha sido homenajeado en Chipiona, pueblo natal de Rocío Jurado, con una calle que ha recibido su nombre. Pedro Carrasco guardaba un muy buen recuerdo de en la que se le pudo ver vestido de Rey Mago en la cabalgata de Reyes de 1977 u organizando un combate de boxeo, deporte por el que alcanzó la fama.

El ayuntamiento de la ciudad ha querido rendirle homenaje con una calle que lleve su nombre. Estará situada junto a la avenida Rocío Jurado tal y como manifestó la alcaldesa Isabel Jurado: "Es un orgullo para Chipiona que Pedro tenga su calle junto a la avenida Rocío Jurado y poder rendirle homenaje a una persona buena y querida, donde cosechó innumerables amigos".

Al acto asistieron el hermano del boxeador, Ramón Carrasco, muy emocionado durante todo el acto. Sin embargo, su hija Rocío no acudió hasta la localidad gaditana para rendir homenaje a su padre, un nuevo desplante familiar al que ya suma muchos otros.