La ruptura de Gloria Camila y Kiko Jiménez se ha convertido en el drama del verano, y es que los rumores en torno al fin de su relación de una forma tan brusca e inesperada (ya que recordemos que justo hace unas semanas cumplían su cuarto aniversario), no han dejado de sucederse.

Y es que si en un primer momento era a Kiko al que acusaban de haberle sido infiel a la hija de Rocío Jurado con Sofía Suescun, ahora las cosas han dado un giro radical y parece que es Gloria Camila la que ha tenido no solo un affaire, sino varios. De hecho, unos de sus posibles ligues, Albert Barranco, lo ha confirmado de forma bastante clara en televisión:

"Ella me habló, que iba de viaje a Barcelona y que si quería que nos viésemos. Quedamos para cenar en un restaurante, no me habló de Kiko, una cena normal y corriente. Estoy diciendo que hubo un lío, evidentemente nos liamos", explicaba el joven.

Y la cosa no termina ahí, sino que Barranco ha asegurado que ha llegado a recibir ciertas advertencias por parte del padre de Gloria Camila, José Ortega Cano, para que no contara lo que había pasado entre ellos: "A mí no me llamó nadie, pero fue su padre quien dijo que yo era un montajista y que me quería demandar por haberme aprovechado de la imagen de su hija. Se lo dijo a gente del programa".