Adriana Abenia comentaba hace unos días a través de Instagram que quería perder diez kilos de aquí a final de año, de ahí que esté acudiendo unas tres veces por semana al gimnasio: “Conforme pasan los meses cada vez tengo más culo latino y no me cabe la ropa”, declaraba.

Esto generó numerosas críticas hacia las que Adriana, harta de escuchar todo tipo de cosas, ha contestado enfadada: “Para empezar yo no tengo tiroides, con lo cual me tengo que tomar una pastilla que suple sus funciones. Efectivamente yo pesaba 54 kilos y ahora peso 64. No ocurre nada, no estoy acomplejada. Me veo estupendamente, pero es cierto que no es mi peso”, aseguraba.

Y continuaba: “Me he dado cuenta de que en este país lo único que vale es hacer la apología de los kilos. Si en un momento dado de tu vida decides cuidarte, comer sano o acudir al gimnasio… ya estás fomentando la anorexia. Y no, señores, no”.

Abenia sentenciaba. “Quiero denunciar que esté mal visto llamar a una persona gorda y cuando está delgada no hay ningún problema en que la gente te insulte, te llame anoréxica o, simplemente, te diga que tienes que comer dos cocidos. Esto a mí me ha pasado”.

Y para rematar, añade que todas las malas interpretaciones que se han dado a su comentario de ‘culo latino’ se debe a que es una mujer: “¿Sabéis qué os digo? Que me jode soberanamente que este comentario de ‘culo latino’ que hice yo sin ningún tipo de maldad lo hubiera dicho un tío o un humorista se habría aplaudido”.

Además, Adriana ha querido agradecer a la gente que le ha entendido desde el principio sus buenas palabras:“Es verdad que todavía queda gente normal que entiende las gracias y que sabe que hay que quitarle hierro al asunto”.