Raquel Sánchez Silva está harta de recibir constantes amenazas de muerte a través de las redes sociales por el caso de Mario Biondo, el fallecido marido de la presentadora cuyo cuerpo fue hallado sin vida en su domicilio en extrañas circunstancias.

Y es que desde su muerte, hace ya casi seis años, la familia del cámara italiano ha luchado por desmontar la teoría inicial con la que el caso se cerró en España: que se trataba de suicidio. De hecho, ahora se esperan los resultados de la tercera autopsia, después de admitirse a trámite la demanda contra el forense que levantó el cadáver, que se han retrasado porque, según la madre de Mario: “Ha surgido una cosa muy importante”. Y es que la familia Biondo ha querido demostrar en todo momento que fue asesinado.

Tal y como revela el portal Jaleos de El Español, Raquel ha recibido amenazas de muerte del tipo: “Ten cuidado dónde andas, mírate siempre atrás, cariñito”, “Quien mata, pata… prepárate”, o “¿A quién pagaste para matar a Mario? Te queda menos asquerosa”, son algunas de ellas. De ahí que cansada y dolida con este tipo de comentarios, haya decidido tomar cartas en el asunto y denunciarlo ante las autoridades pertinentes.