Raquel del Rosario está viviendo su confinamiento durante la pandemia por el coronavirus en Malibú, donde se instaló hace ya siete años tras su boda con Pedro Castro, con el que tiene dos hijos: Leo y Mael.

Ahora la cantante ha querido sincerarse a través de sus redes sociales con un texto en el que revela cómo está llevando el aislamiento: "Ayer me rendí un poco* ante la idea de pretender ser madre, compañera, profesora, cocinera, ama de casa... a la vez. No puedo, no es sano, me desgasta, me aleja de mi...".

Y es que asegura que siempre quiere controlarlo todo: "Yo, como siempre, queriendo controlarlo todo, incluso en estos tiempos, en los que la vida insiste en recordarnos que no hay nada que podamos controlar".

Por lo que ha decidido optar por otro tipo de medidas: "Me rindo, me quito las máscaras, negocio los tiempos con papá, dejo la cama sin hacer, comemos pasta y estreno vestido para bajar al jardín".

Seguro que te interesa...

La felicitación de Raquel del Rosario a su marido que ha encantado a Eva González