Alejandro Sanz y Raquel Perera ponían punto y final a su matrimonio el pasado mes de julio. Pocas semanas después comenzaron los rumores de que el cantante habría iniciado una nueva relación con una guapa artista cubana llamada Rachel Valdés.

Una relación que esta misma semana se confirmaba cuando en la portada de Hola podíamos ver al artista junto a su nueva novia y su hija Manuela echándose unas fotos en las playas de San Diego, demostrando así lo muy integrada que está ya la joven morena.

Pero, ¿cómo está afectando todo esto a Raquel? Según ha revelado al periódico La Razón una fuente cercana a la exmujer de Alejandro: "Lo está pasando muy mal. Le duele mucho ver este tipo de fotografías. Es como si Alejandro disfrutaran exhibiendo a Rachel, cuando tan solo han pasado unos meses de su ruptura".

Y no sólo eso, sino que esta misma fuente añade: "Además, a cuento de qué pone ese hombre la frase 'el bucle de la felicidad' debajo de una imagen que hizo él mismo con su nueva novia. Son ganas de hacer daño", sentencia esa persona.

Y no solo eso, sino que ha criticado también lo siguiente: "Parece como si Alejandro quisiera borrar de un plumazo su reciente pasado sentimental. Y se olvida de que también es padre de dos hijos con ella. ¿Cómo les puede afectar esto a Dylan y a Alma?".

Eso sí, el cantante para sus hijos solo tiene palabras de amor, tal y como ha demostrado con las bonitas palabras que les ha dedicado en una de sus últimas publicaciones en Instagram.

Seguro que te interesa...

La verdad que se esconde detrás de las fotos de Raquel Perera supuestamente llorando