Celebrities » De aquí

Te contamos lo que pasa por su cabeza antes de enfrentarse a su cita

¿Qué piensan los chicos de una cita a ciegas?

Lead texto: La estrategia de la cita a ciegas es un método que, aunque nunca contó con muchos seguidores, vive ahora su mejor momento gracias a Tinder y al amor 2.0. ¿Cómo reaccionamos a la hora de encontrarnos, por primera vez, con ese chico? Por nuestra mente pasan ideas como “¿Me habré maquillado bien?” o “¿Seré igual de interesante que por WhatsApp?” pero, ¿y por la de ellos? Te contamos qué piensan los chicos en su primera cita a ciegas:

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

1. “Parece simpática pero, ¿y si es una psicópata?”

¡Cuánto daño ha hecho Mentes Criminales! Aun así, es un pensamiento totalmente válido ya que no sabes quién se esconde bajo esa cara angelical y ese pelazo rubio. Puede que no pase nada pero, ¿y si congeniáis bien, termináis durmiendo juntos y al día siguiente despiertas desnudo, atado en la cama y con tu ligue extrayéndote órganos? Cuidado con eso.

2. “¡No la soporto!”

No consigues encontrar ni un solo punto en común con tu cita. Ni uno solo. Y, claro, levantarte e irte sería un poco descortés, ¿verdad? Pide otra cerveza, asiente y sonríe.

3. "Esta chica me encanta, tengo que impresionarla de alguna manera”

Puesto que tus músculos y tu cara no han sido suficientes, tienes que encontrar alguna forma de impresionarla para que caiga rendida a tus encantos. Sin embargo, no sucede nada. ¿Qué pasa, ninguna viejecita está dispuesta a cruzar sin mirar hoy? ¿No hay ningún gatito en la zona que se haya subido a un árbol? ¿Nada? Vaya.

Cita a ciegas

4. “¿Y si no aparece?”

No hay nada más patético que el que tu cita no se presente. Por esa razón, si ves a un chico fumando y dando vueltas en la puerta de un bar, no pienses que está loco. Piensa que está haciendo tiempo para no tener que entrar y sentarse solo en una mesa. Solo ante el escarnio público.

5. “¿Le gustará este restaurante?”

22 horas. Estás esperando a tu cita en ese restaurante argentino donde hacen un solomillo de infarto. Estás seguro de que nada puede salir mal esta noche y, una vez que estáis en la mesa y pedís las bebidas, le preguntas: “¿Qué te apetece tomar? ¡La carne de este sitio está riquísima!”. A lo que ella responde: “Oh, bueno, es que soy vegetariana”. Touché.

6. “Quiero otra cerveza pero ella aún va por la primera, ¿qué hago?”

Lo mejor en una primera cita es no dar una imagen de alcohólico. Para empezar bien, vaya.

7. “Oh,no. Mi amigo está en la barra”

La chica puede que se asuste un poco cuando empieces a deslizarte hacia abajo pero, si le explicas la situación, puede que se convierta en un momento bastante divertido y que surja el feeling entre las patas de la mesa.

8. “¿Le doy un beso?”

Habéis sobrevivido al primer round pero aún queda el paseo hasta su casa y el mítico beso de despedida. Te mueres de ganas por dárselo pero en ese momento recuerdas que quizás hubiera sido mejor no haberte pedido ese pan de ajo.

9. “¿Me va a invitar a subir? ¿Se lo propongo yo?”

Antes de actuar y parecer un obseso sexual, es mejor que esperes una invitación formal para subir a su casa. Puede que ella esté también deseando invitarte pero siga el timing típico de las primeras citas.

10. “Hasta mañana no le escribo”

Y, mientras piensas en eso, te duermes con el móvil en la mano y el mensaje ya escrito en vuestra conversación de WhatsApp. Algo normal después de haber estado debatiendo contigo mismo si escribirle o no desde que salisteis del bar.

Publicidad