Celebrities » De aquí

Tener pareja no siempre es tan bonito como lo pintan

Lo que debes saber antes de empezar una relación

Cuando decidimos abandonar la soltería y dar ese gran paso, hay ciertas cosas que no suelen tenerse en cuenta y que siempre hemos obviado en una relación. Te desvelamos lo que implica tener pareja para que actúes en consecuencia o, al menos, estés avisado de lo que te espera.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

1. Te convertirás en el amigo que nunca quisiste tener

Además de acudir en pack a las quedadas de amigos, te recorrerás toda la ciudad si hace falta ir a buscar a tu pareja o venderás tu propia alma al diablo para comprar ese regalo que tanta ilusión le hace. Y si tus amigos te hacen ver lo empalagoso que eres, negarás todo.

2. Tu Facebook cambiará por completo

No solo dejarás de agregar a personas del sexo opuesto sin filtro sino que tu tablón pasará de ser un compendio de fotos de fiesta a verse lleno de estados, canciones o fotos románticas.

3. Entenderás lo que es el amor de verdad

No todo iba a ser malo. Cuando te enamoras de alguien, comprendes que querer a alguien no se basa tanto en la atracción como en lo que esa persona te inspira. Puede que incluso esa persona que está a tu lado sea poco atractiva pero tú la verás como si fuera David Beckham. Ay, el amor.

4. Aprenderás a llevarte bien con personas que no soportas

Por respeto a tu pareja, intentarás llevarte bien, o al menos tener un trato cordial, con personas que no quieres ver ni en pintura. Y todo porque son sus amigos, familiares o, incluso, su madre.

5. La confianza da asco

Eso pensarás cuando te encuentres estrujando una espinilla de su espalda o le veas haciendo sus necesidades con la puerta abierta. Llega un momento en el que la naturalidad se apodera de la relación ya que no puede mantenerse cual amor idílico adolescente para toda la vida.

6. Cambiarás tus proyectos de futuro

Y no solo en el ámbito laboral o de ocio. Tú, que decías que nunca ibas a casarte, te verás inscrito en un cursillo matrimonial y organizando las mesas del banquete. Y, sino, tiempo al tiempo.

7. El maquillaje está sobrevalorado

Y peinarse y arreglarse. Existe una creencia, no del todo buena, que asume que tu pareja te quiere y se siente atraído por ti estés en el estado que estés. Así que no te preocuparás en maquillarte, ni en planchar esa camisa, ni en cambiar de calcetines.

8. Sexo en pareja, ese gran mito

Tener pareja implica que ya no tenemos que usar Tinder o acudir a ese amigo con derecho a roce cada vez que queramos sexo. Sin embargo, las relaciones sexuales serán mucho menores en frecuencia de lo que teníamos en mente. Expectativas versus realidad.

9. Llegará a ser tu mejor amigo o amiga

Eso es genial pero, a veces, necesitas separar ambos conceptos.  Es mejor que establezcas límites para evitar que tu pareja termine convirtiéndose en el amigo a quien cuentas todo, sin importar lo que sea. Porque imaginamos que a nadie le apetece que su novio le cuente cuántas veces ha ido al baño hoy o lo mucho que le apetece probar esa máquina nueva del gimnasio.

10. Nunca es mal momento para un abrazo

Tener pareja también tiene sus cosas buenas. Por ejemplo, da igual si acabas de despertarte o si estás cocinando: un abrazo por la espalda siempre es bien recibido. Pero hay muchas otras ventajas como amanecer con un beso de tu pareja, tener el café listo y llegar a casa cansado de trabajar y que alguien te reciba con una sonrisa. Eso no hay quien lo pague ni inconveniente que lo frene.

Publicidad