Celebrities » De aquí

hay muchos gastos

Lo que no debes hacer con tu dinero a los veinte años

Tu situación financiera no es la más prometedora. Ganas dinero y tienes la libertad de gastar la mayoría a tu antojo, aún no hay planes de pensiones, hijos o segunda residencia en la playa; pero parece que siempre llegas apurada a final de mes. Cumple algunas normas básicas de ahorro y alcanza tu promesa de todos los años. Apunta estas ocho claves de educación financiera sobre los errores que debes evitar, tu yo del fututo te lo agradecerá.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

1. Cuidado con el efectivo

Tienes 50 euros en la cartera y sin darte cuenta se han ido, ¿cómo ha podido pasar? 15 euros de aquí, 6 euros de allí…y de nuevo al cajero, ¡zás!

2. La compra emocional

Has tenido un día horrible o tu jefe está haciéndote la tarde imposible, date un capricho, pero con cabeza. No te dejes llevar por la pequeña recompensa de ahora, piensa que si ahorras podrás tener esas vacaciones de ensueño o esas clases tan caras de yoga. Gastar cada vez que algún sentimiento negativo te invade no es bueno para tu mente ni para tu cartera.

3. Di no a la financiación

Si no es absolutamente, totalmente y decididamente necesario, no caigas en la financiación de productos. Es tentador pagar a plazos pero ¿sabes cuánto te cobrarán de intereses? Seguro que ahora parece tentador, pero te acabarás arrepintiendo.

4. Elige

Estás suscrito a tres plataformas de series online, a cuatro revistas y tienes cinco jerséis negros casi idénticos. ¡El ataque de los clones! Analiza las ventajas de cada producto y quédate solo con el más completo.

5. Cuidado con los coches

Sabemos que sueñas con un coche de leyenda pero lo sentimos, un coche pierde buena parte de su valor nada más salir del concesionario. ¿Seguro que quieres gastar ese dinero extra en algo que desaparecerá al pisar la acera? Apuesta por los km.0 o por la segunda mano, encontrarás muy buena relación calidad precio.

6. Los proveedores de servicio

Las compañías de teléfono, gas, luz, etc. van variando sus ofertas y promociones. Bucea en Google hasta dar con la que más se adapte a ti y, si ves algo mejor que lo que tienes ahora, cambia. No juraste fidelidad eterna a tu compañía del móvil.

7. Ayudas públicas

Infórmate bien sobre las becas y subvenciones que puedes encontrar para los jóvenes, especialmente menores de 30. Ayudas para el alquiler, ofertas de estudios, lo que puedes deducir de tu declaración de la renta… Son trámites liosos y pesados, pero a final de mes te compensará.

8. Ocio más barato

Si tu cartera no puede sostener ir todos los fines de semana al bar de moda con copas a 18 euros, mezcla este tipo de planes con fiestas en casa o en el bar de tu barrio. Aprovecha además los días del espectador en el cine, teatro, las jornadas de puertas abiertas, etc. Sabes que hay muchos gastos que puedes eliminar y comenzar a ahorrar dinero, aunque sea poco a poco, porque cada céntimo cuenta.

Publicidad