Celebrities » De aquí

COSMOPOLITAN

Lo que deberías pensar seriamente antes de tener niños

Mejor hablarlo antes de estar casados y compartiendo hipoteca.

Lo que deberías pensar seriamente antes de tener niños

Cosmopolitan Lo que deberías pensar seriamente antes de tener niños

Publicidad

1. ¿Qué pasa si el embarazo tarda en llegar?

Si uno de vosotros apuesta por intentarlo a través de métodos de reproducción asistida y el otro se decanta por la adopción directamente, hay que consensuarlo. Está claro que tenéis que llegar a un acuerdo sobre cuál sería el paso a seguir.

2. ¿Cómo organizamos el dinero?

Cuando llegué el bebé uno de los dos quizás prefiera quedarse en casa para cuidarlo pero eso supone a renunciar a un sueldo. ¿Estáis dispuestos a suprimir muchas cosas y tirar de los ahorros o preferirías seguir los dos trabajando y con vuestros sueldos?

3. Las tareas de la casa

Después de estar seis días sin dormir más de tres horas, ponerse a hablar de quién tiende la lavadora o friega esa pila de platos es bronca asegurada. Si no disponéis de ayuda intentad organizar cuanto antes un turno de tareas o una agenda repartiendo el cuidado de la casa y de los niños. Es una responsabilidad de ambos, no lo olvides.

4. ¿Creéis en Dios?

¿Católico? ¿Ateo? ¿Musulmán? Es importante determinar desde el principio si alguno de vosotros es religioso y si lo vais a educar desde pequeños en esa religión. ¿Vuestra boda fue religiosa pero más por lo bonita que era la iglesia? ¿Merece la pena educar a los hijos en una religión que no se practica? Además si sois de diferentes credos religiosos, tenéis que intentar explicar ambas prácticas sin perder el respeto a la otra.  Las cuestiones religiosas pueden producir muchos desencuentros en las familias, que este no sea vuestro caso.

5. Decidir dónde vais a vivir

¿Dónde vais a criar a vuestros niños? Ahora vivís en un sitio ideal para una pareja, pero puede que cuando comiencen a llegar los pequeños ese entorno se vuelva más incómodo. ¿Queremos el centro de una gran ciudad? ¿Nos mudamos al extrarradio con piscina y trastero? ¿Vamos al campo a un chalet? Todo tiene sus ventajas e inconvenientes a valorar. ¡Menudo dilema!

6. ¿Quién nos ayudará?

Si los dos estáis trabajando fuera de casa es probable que necesitéis ayuda extra, sobre todo en los primeros meses. Ver si decidís contar con un profesional, como un cuidador, para el pequeño o tirar de los socorridos abuelos es muy necesario. Cuanto antes sepáis qué os conviene más, más tranquilos estaréis.

7. El dilema de su nombre

Elegir un nombre es otra de las dudas que más se plantean cuando se quiere tener hijos.  Tú quieres algo atrevido e internacional como Max y él tira de clásicos nacionales como Rodrigo.  Mejor dejar el tema cerrado cuanto antes y sin que la familia opine mucho. Cada uno tendrá su visión pero la decisión es sólo vuestra.

8. ¿Disciplina alemana o de la escuela liberal?

No esperes a tener que poner el primer castigo para darte cuenta de que tenéis visiones muy diferentes respecto a la educación. Si comenzáis a dar órdenes contradictorias vuestro hijo no sabrá a quién hacer caso, o lo hará a quien más le convenga.

9. Eco-Padres

Los pañales, la comida, la ropa…Hay muchos aspectos relacionados con los niños en los que podemos seguir con nuestra tendencia de vida ecológica, pero debe ser compartida. Si uno de vosotros no está dispuesto a cuidar un huerto en la terraza de casa quizás no sea la mejor opción para vosotros. Equilibrar qué actividades se adaptan a vosotros y cómo incorporarlas a la que será vuestra nueva vida.

10. Dedicad tiempo a la pareja

Es muy difícil ser buenos padres si estáis siempre discutiendo como pareja. Tendréis que dedicar buena parte de vuestro tiempo a vómitos, ropa sucia y pañales de un bebé, pero debéis sacar tiempo para relajaros juntos. Un ratito de charla sobre temas de adultos tras acostarle puede ser suficiente. ¡Sin olvidar el sexo claro! Pequeños esfuerzos que darán su recompensa.

 

Publicidad