Celebrities » De aquí

COSMOPOLITAN

Los problemas que tiene salir con un chico con barba

Nos parecen atractivos y muy sexys… hasta que salimos con un guapetón con barba. De primeras, puede parecer una tontería. Pero si ya lo has experimentado antes, estas son las razones por las que querrás que se afeite antes de quedar contigo:

Los problemas que tiene salir con un chico con barba

Cosmopolitan Los problemas que tiene salir con un chico con barba

Publicidad

1. El roce

¿Sabes el daño que hacen esos pelillos a nuestra piel? Es un roce constante que se transforma en rojeces, pieles sueltas y gasto extra en cremas hidratantes. Porque no, no funciona como un exfoliante natural.

2. ¿Cuántos productos para barba existen?

El gel, cuchillas, champú, anti-frizz, after-shave… La lista es interminable. ¿Y luego nos critican a nosotras por no dejarles espacio en el baño con tantos productos de belleza?

3. Cuando se pasan el día alabando su barba

Si a ellos les aburre escuchar nuestras conversaciones sobre ropa y zapatos, no se imaginan lo que son dos horas de una charla sobre formas, cortes y cuidado de la barba.

4. Se enfada si no notas los cambios

Te podrá desterrar si no notas que ha acortado ligeramente los extremos interiores de su barba y moldeado hacia arriba en un ángulo de 5 grados en los exteriores.

5. Movember es tu mes de tortura

Esperas ansiosa diciembre.No por la Navidad, sino porque llega el fin de la horrorosa tortura de la barba despeinada y descuidada de tu chico.

6. Cuando su bigote sobrepasa su labio superior

Entonces no puede comer, beber o hablar sin que dejes de observar, con un pelín de disgusto, su bigote.

7. La comida que se pega

Ese extraño momento en el que le tienes que decirle que tiene medio espagueti pegado ahí.

8. La cuida mejor que a ti

Y la trata como a un bebé, a la que mima, limpia y quiere incondicionalmente.

9. El desastre del lavabo

Ya casi te has acostumbrado a la masacre que supone su afeitado: pelos por todo el lavabo, el suelo y, prácticamente, también toda la casa. El tema es serio.

10. El momento que sí que no

Cuando se ha afeitado hace unos días, y está empezando a dejársela crecer. Son unos días en los que dejarías que invernara en casa y volverías a dejarle salir a las dos semanas. Claro que, no puedes decírselo…

11. En el fondo te encanta

Los hombres con barba son una perdición para ti, y aunque a veces te quejes, te vuelve loca. ¿Quién no quiere pasar por un par de dificultades por conseguir que esté así de guapo?

Publicidad