María José Campanario está viviendo uno de los momentos más difíciles de su vida. Su lucha contra la fibromialgia que padece desde hace años, le ha llevado a que, en lo que llevamos de año, haya ingresado varias ocasiones en la clínica El Seranil de Málaga.

Hace unos días la mujer de Jesulín de Ubrique volvía al centro médico. Muy cambiada y con el pelo rubio, María José sigue preocupando a su familia y a sus seres más queridos. Ahora, tras este último ingreso, ha querido conceder su primera entrevista al programa ‘Espejo Público’ de la mano de la periodista Carmen Pardo.

“Estoy aprendiendo a controlar el dolor. Poco a poco me están rebajando la medicación. Estoy contentísima porque hoy he dormido hasta las 11 de la mañana”, confesaba. Y añadía: “Todavía me queda un poco aquí, pero tengo ganas de volver a mi vida de siempre”, contaba a la periodista.

Campanario ha declarado que tiene las cosas más claras que nunca: “A partir de ahora solo me voy a preocupar de las personas que me quieren y a las que yo quiero”, ha asegurado. Además, ha añadido que ha cambiado su color de pelo, ya que no se veía bien de rubia.