Paula Echevarría llegaba al evento guapísima de blanco y muy sonriente ante una audiencia que no ha dejado de disparar los flashes en ningún momento. Después del photocall, los micrófonos se apiñaban alrededor de Paula para preguntarle sobre la noticia que ha sido la ‘comidilla’ del país en los últimos días: el fin de su matrimonio de diez años junto a David Bustamante.

Pero la intérprete de ‘Velvet’ se ha mostrado contundente al respecto y no ha confirmado ni ha desmentido nada, desde el primer momento ha dejado claro que: “Pasan cosas en mi casa, pero no voy a entrar en eso. Si alguna vez eso es así lo sabréis. No voy a entrar eso”, se ha limitado a contestar una y otra vez Echevarría.

Es más, ha señalado que su rutina sigue siendo la misma ya que, tal y como hemos podido ver, ha continuado haciendo sus publicaciones a través de Instagram, también en su blog e incluso se ha ido de compras con su madre y ha llevado al colegio a su hija Daniella. Y pese a que fuera su red social favorita la que dejara en entredicho su relación, ella sentencia: “En redes sociales mi vida ha seguido siendo la misma de siempre. De hecho en enero subimos una foto y no lo hacíamos desde verano”.

Pero los periodistas insistentes querían saber si en realidad se trata de una crisis más o de una separación oficial, a lo que Paula contestaba: “No te voy a decir lo que es cierto y lo que no de lo que se ha publicado”. Y ha añadido: “El tiempo lo dirá, no lo digo yo”.

Respecto al reencuentro con Bustamante que tenía lugar este martes en su domicilio familiar en el que, al parecer, llevan viviendo desde hace tiempo tan sólo Paula y su hija Daniella, insiste en que: “Es también su casa, es normal que lo viérais ahí”. Según la actriz, tanto ella como su todavía marido están bien y ambos siguen como siempre con sus proyectos profesionales.

Paula Echevarría a su llegada al evento | Gtres