Después de vivir un tiempo en el centro de Madrid parece que Mario Casas ha decidido que es el momento de alejarse del bullicio de la ciudad, y más cuando el piso en el que residía actualmente (propiedad de su hermana Sheila) se encontraba en el mismo edificio que el de su exnovia Berta Vázquez.

Según publica Cuore, el actor iniciará muy pronto una nueva vida en Torrelodones (Madrid) en un chalet que se está construyendo de unos 1.000 metros. Aunque, este medio asegura que según fuentes cercanas a Casas, esta propiedad será compartida por el actor y sus padres, que poseen un 66% de la finca. Y es que con tantos metros difícilmente se molesten…