El mundo de la moda está de celebración, y es que Penélope Cruz ha vuelto a protagonizar una portada de la revista Vogue España, además en la edición de diciembre, una de las más especiales de este año. Fotografiada por Mario Testino, Penélope ha mostrado su lado más sexy y elegante, como la auténtica "Reina de España", como muchos la llaman.

"Hoy se cierra aquel círculo que empezamos a dibujar en noviembre de 1998, cuando Penélope -con la cara entre las manos y los labios encendidos por el voltaje perverso de un pintalabios rojo- posaba para Juan Gatti y para Vogue como lo que ya siempre sería: la niña de nuestros ojos", decía entusiasmada y con cariño Yolanda Sacristán, en su Carta de la Directora de Vogue diciembre.

Aunque se ha convertido en "La Reina de España", como muchos le dicen gracias a las dos películas de Fernando Trueba de las que ha sido protagonista, ella ha declarado que ese apodo es solo: "Una carta de amor al cine y a los que lo hacen. Me encanta la pasión de Fernando por el cine y la belleza y el respeto con el que lo retrata", confesaba.

Y es que la mujer de Javier Bardem se ha mostrado muy humilde y ha revelado que: "A mí eso de 'estrella' me suena a chino, es una palabra que no entra en mi vocabulario. Amo mi profesión, así que intento honrar cada día los valores de responsabilidad y sacrificio que mis padres me transmitieron desde niña".