Tras su comentada aparición en la gala de los Oscar nuestra oscarizada Pe no ha levantado cabeza, estilísticamente hablando. Dicen que con la maternidad se producen muchos cambios hormonales, que afectan al pelo, la piel, el tiroides... pero lo que aún está por estudiar son los cambios que producen a la hora de elegir modelitos para la alfombra roja.

Las últimas apariciones de Penélope han dejado mucho que desear, por no decir que sus modelitos han dañado nuestra vista, tal y como se comentó en las redes sociales.

Han pasado los meses y volvemos a ver a nuestra Pe, aquella reina del glamour en Hollywood, con una nueva aparición estelar.

La exposición Alexander McQueen: Savage Beauty congregó a la flor y nata del panorama social, hasta allí se desplazaron múltiples rostros que frecuentan revistas y carteles de películas. Entre ellas nuestra actriz española quien, del brazo de Óscar de la Renta, demostró que sigue estando en cualquier alfombra glamurosa que se precie. Para la ocasión eligió un vestido negro, que marcaba su ya estilizada figura y que volvía a poner de manifiesto un generoso escote al que la actriz está cogiendo gusto.

Con un eyeliner que nada tiene que envidiar al de Amy Winehouse y una melena de ondas muy marcadas recordaba a una diva italiana de voluptuosas curvas.