Anna Ferrer ha resultado ser tan espontánea como su madre, Paz Padilla, y no se corta a la hora de mostrarse completamente al natural en sus redes sociales. Es por ello que ha aprovechado el Día de la Madre para felicitar a la suya de la forma más original posible, con una foto de hace años, cuando la influencer era todavía una niña y donde ambas aparecen desnudas.

La fotografía, como era de esperar, ha levantado mucho revuelo, y la publicación se ha llenado rápidamente de comentarios al respecto.

"La foto más bonita con una madre que he visto en todo el día", "Me encantáis, viva la naturalidad" o "La foto que mejor representa el amor de madre e hija", podía leerse junto a la instantánea.

Paz, por su parte, ha optado por conmemorar este día tan especial mediante una emotiva carta y un bonito ramo de flores recibidos en el teatro de parte de su hija.