La exclusiva finca de Valdepalacios en Toledo fue el escenario elegido por Rocío Carrasco y Fidel Albiac para celebrar sus 16 años de amor. La pareja se dio el ‘sí quiero’ ante 250 invitados, donde hubo grandes ausencias, como las de sus dos hijos fruto de su matrimonio con Antonio David Flores, y sorpresas, como la de la asistencia de Paulina Rubio.

La cantante mexicana tuvo que volar miles de kilómetros para asistir al enlace, pero no quiso perder la oportunidad de acompañar en un día tan especial a la hija de una de sus grandes amigas, Rocío Jurado. Esta amistad quedó patente en el homenaje que ‘la más grande’ grabó meses antes de morir con varios artistas, al que no faltó ‘la chica dorada’.

Paulina acompañó a Rociíto en su gran día, al igual que otras grandes amigas como María Teresa Campos, junto a sus hijas Terelu y Carmen, Carmen Janeiro o Lara Dibildos, además de compañeras de profesión como Alba Carrillo, Yolanda Ramos, Marta Torné, Sandra Barneda o Mónica Martín Luque, y su prima Chayo Mohedano. Otros rostros conocidos como Juan Peña, Ángel Nieto o Miguel Poveda tampoco faltaron.

Paulina Rubio da a luz a segundo hijo | Instagram