Paula Echevarría y Miguel Torres se han convertido en la comidilla de los últimos días, sobre todo a raíz de que salieran a la luz las fotos de la pareja saliendo del mismo hotel por separado.

Esto ha hecho que, según recoge la periodista Beatriz Cortázar en el diario ABC, la actriz respire más tranquila, ya que tras la ‘pillada’, ha salido a la luz lo que era un secreto a voces, puesto que parece ser que llevaría saliendo con el futbolista cuatro meses.

Paula se ha quitado un peso de encima, aunque quizás a su todavía marido David Bustamante no le haga mucha gracia ya que Torres era colega suyo, de ahí que protagonizara junto a él y la asturiana un videoclip en el que, irónicamente, el jugador del Málaga hacía de pareja de la intérprete.

Sea como sea, un problema menos para los que Echevarría todavía se trae entre manos con el cántabro, ya que la firma del divorcio sigue alargándose puesto que no parecen ponerse de acuerdo con la custodia de su hija Daniella. Y es que en el pacto notarial que firmaron en 2013, David le concedía la custodia a Paula, pero cinco años después ha cambiado de opinión y ahora quiere la compartida.