Paula Echevarría y David Bustamante se han convertido durante las últimas semanas en el centro de todas las noticias del cuore. Y es que desde que saliera a la luz la noticia de su separación, lo cierto es que todavía parece quedar una puerta abierta a la reconciliación puesto que aún no han dado el paso definitivo.

“Estamos tratando de salvar nuestro matrimonio”, le confiaba la actriz a sus más íntimos en unas declaraciones recogidas por el periodista Aurelio Manzano para la revista Corazón TVE. Y es que Echevarría no está dispuesta a tirar la toalla, ni mucho menos a que su todavía marido salga perjudicado: “Jamás permitiré que hagan daño a David. Es el padre de mi hija y la persona que amo”, ha revelado a su círculo.

Y es que todavía la decisión no está tomada: “Cuando tengamos algo decidido lo sabréis. Adoro a David y él a mí. Las cosas no son siempre blancas o negras. Y no hay terceras personas por ninguna parte”, aseguran estas fuentes cercanas.

Respecto a la supuesta separación que firmaron hace tres años, ella aclara que “se hicieron unas capitulaciones más por temas fiscales que porque nos fuéramos a separar. No tiene nada que ver”. Pero por el momento, solo el tiempo dirá si su matrimonio de más de diez años seguirá adelante. La pareja se mantiene unida, sobre todo de cara la Primera Comunión de su hija Daniella, aunque han pasado las vacaciones de Semana Santa por separado.