Paula Echevarría y David Bustamante todavía no se han pronunciado sobre su separación, aunque ya parece más que oficial. De hecho, según informa el portal Vanitatis, la pareja habría firmado su ruptura hace tres años ante notario en una escritura que recogía las capitulaciones que pactaron para su separación, pero hasta ahora no se ha hecho oficial.

Y es que la crisis de la pareja se venía palpando desde hacía tiempo, pero en los últimos meses se había hecho más evidente que nunca cuando ya no trataban de disimular su distanciamiento. De hecho, personas cercanas a la pareja afirman, según este mismo medio, que “la responsabilidad de que no hayan funcionado es de ambos. Llevan tiempo haciendo vidas separadas, aunque aparentemente todo parecía idílico”.

El motivo de mantener su matrimonio pese a que ya no se entendían, tenía un objetivo claro según esta fuente: “Dar un entorno estable a su hija Daniella y mantener los intereses mediáticos importantes que han hecho que sea una de las parejas con más tirón para las marcas”.

De hecho, ya cuando se casaron el 22 de julio de 2016 en la tierra natal de actriz, lo hicieron en régimen de separación de bienes y cada uno tenía su propia independencia económica. Aun así la pareja ha compartido el chalet en el que viven en Villanueva del Pardillo, aunque hace unos años decidieran ponerlo a la venta tras una de sus fuertes crisis.