Paula Echevarría ha pasado un divertido fin de semana con sus dos grupos de amigas, Las Cachas y Las Pencas. El lugar elegido ha sido la Cantabria más rural, tierra que ha visto crecer a su exmarido, David Bustamante, y por la que la actriz siente un cariño especial.

A través de sus redes sociales, ha compartido algunos de los sitios más emblemáticos de los que han visitado durante estos días como, por ejemplo, el Mirador de San Miguel, lo que se ha interpretado como un guiño a su actual pareja, el futbolista Miguel Torres.

De hecho el jugador del Málaga estaba en Madrid disputando un partido contra el Leganés, y todo el mundo esperaba vez a Paula en las gradas apoyando a su chico. Pero la asturiana ha decidido poner tierra de por medio aunque, nos obstante, no se ha olvidado de él ya que, como hemos podido ver en la publicación, el nombre del enclave turístico aparece en la misma medida, mientras que el nombre de Miguel ha sido escrito con letras más grandes.