El último proyecto televisivo de Alba Carrillo no ha arrancado de la mejor manera. La modelo llamó "choni" a Ylenia Padilla a lo que ésta respondió: "Prefiero ser choni que la ex de como tú". Esto hizo que la primera saliese del plató y no volviese a entrar lo que hizo que Jordi González dijese que "no se puede tener la piel tan fina", tachando de susceptible a la colaboradora.

Carrillo dejó de seguir al presentador de televisión en Instagram y borró la foto que publicó junto a él y, por si este incidente no hubiera sido suficiente, poco después se lanzaba dardos envenenados con el que fuera su marido, Feliciano López. Pero la modelo decidió apoyarse tres amigas, muy conocidas y peculiares, que le han dado unos consejos a la modelo: "Ayer tuvimos reunión de amigas. Una cena llena de personas con un corazón enorme. Gracias por vuestros consejos, cariño y apoyo siempre...", escribía Alba en Instagram junto a una foto donde aparecía Loles León, Paloma Gómez Borrero y Teresa Bueyes.

La actriz de 'Aquí no hay quien viva' también lanzó una indirecta a Jordi a través de su perfil de dicha red social: "Mujeres de piel fina y con el corazón grande y fuerte!!! Luchadoras y emotivas. Te queremos", posicionándose así al lado de su amiga. La modelo también publicó un mensaje reflexionando sobre su situación personal y dejando claro que pese a la polémica "no puede permitirse caer y no levantarse porque hay unos ojos que brillan si yo sonrío", refiriéndose a su hijo Lucas, fruto de su relación con Fonsi Nieto.