Miguel Bosé y Nacho Palau han roto tras 26 años de relación. Esta misma semana salía a la luz su separación, además del hecho de que entre los dos se habrían repartido sus cuatro hijos.

Pero ahora el que fuera pareja del cantante ha decidido emprender acciones legales. De hecho ha encargado al despacho de abogados de familia Ortolá Dinniber que se ocupe de defender “sus derechos y los de sus hijos menores”.

En el comunicado que se ha enviado se puede leer: "Tras la ruptura de la relación y convivencia mantenida de forma ininterrumpida con Miguel Bosé Dominguín durante más de 26 años, y comoquiera que han fracasado las negociaciones previas que en su evitación se han venido desarrollando, Ignacio Palau Medina ha encargado a este despacho profesional la interposición de las acciones judiciales necesarias para la defensa y protección de sus intereses y, fundamentalmente, los de sus hijos menores".

Nacho ronda los 50 años, nació en Valencia y hace casi 30 años conoció al cantante. Desde entonces dejó un poco de lado su carrera para seguir a Bosé a lo largo y ancho de este mundo. Les presentaron amigos comunes en la ciudad levantina, entre ellos Francis Montesinos, y siempre han llevado su relación con absoluta discreción, hasta ahora.