'El Hormiguero' no deja de sorprendernos cada día, aunque esto no es un impedimento para que a Pablo Motos se le acaben las ideas, pues siempre consigue dejarnos con la boca abierta. Esta semana ha sacado su vena juguetona y, tras aprender a besar en la boca con Will Ferrell el pasado lunes, este martes se ha desinhibido con Mónica Naranjo.

La cantante fue al programa para presentar su nuevo trabajo, 'Lubna', un gran acontecimiento teniendo en cuenta que Naranjo lleva siete años sin publicar canciones inéditas. En medio de la amena conversación, salió a relucir la polémica que ha desatado la portada del disco: Mónica sale desnuda de espaldas mostrando un trasero de lo más terso.

Así, Motos no se permitió perder la oportunidad de preguntar a su invitada qué es lo que hace para mantener el trasero tan firme: "Si yo tuviera el culo así haría el programa de espaldas...", bromeó. "Puedes tocar, si quieres", dijo una confiada Mónica, que se dio la vuelta sin vacilar y dejó que el presentador tocara sin cortarse un pelo. Eso sí, a Pablo le gustó tanto el culo de la cantante que no dudó en plantarle un beso.

Afortunadamente, Naranjo se lo tomó bien y rompió a reír. De hecho, seguidamente bajó una integrante del público que se cercioró de que tanto la firmeza de los glúteos de Mónica como la de los de Motos era cierta. ¡Qué cachondeo!