Óscar y Sheila Casas están encantados con que se les reconozca como los ‘hermanos de’. Son conscientes de que su hermano mayor, Mario, es el que les ha reportado todo el éxito que ahora tiene la familia, de ahí que se muestren orgullosos de él y del trabajo que realiza, ya que ambos lo consideran un “trabajador nato”.

Durante un acto promocional que los dos han apadrinado, tanto Óscar como Sheila han presumido de familia, incluso han bromeado con el hecho de poder protagonizar “un reality a lo Kardashian” todos juntos. Saben que sus padres les apoyan incondicionalmente y aseguran que mantienen charlas una vez al mes al menos para “mantenernos serenos, seguir nuestro camino y no desviarnos”.

Además, están encantados con su cuñada, Blanca Suárez, para la que solo tienen buenas palabras: “Es maravillosa y nos llevamos fenomenal”, dicen ambos piropeando a la actriz.