Oriana Marzoli estaba celebrando el cumpleaños de una buena amiga en una terraza junto a otros colegas cuando al regresar a su coche se llevó un buen disgusto.

La joven pudo comprobar que alguien le había destrozado por completo la ventanilla, lo que hizo que se agarrara un buen cabreo. "Llevo dos horas ahí con una amiga porque es su cumpleaños y habéis llegado justo en el momento en el que estoy llorando porque me han partido esto", contaba la venezolana a la reportera.

Del mismo modo también ha querido aclarar que no se trataba de su coche, sino de uno de sustitución, por lo que si querían ir en su contra, no lo han conseguido. ¡Dale arriba al play para verlo!

Seguro que te interesa...

Oriana Marzoli se salta el confinamiento para irse de fiesta con sus amigos